Pulseras Rojas

Igor Szpakowski: “En la segunda temporada, Jordi no quiere saber nada de los ‘pulseras’”


Igor Szpakowski, nacido en Amsterdam en 1997, concedió hace unos días una entrevista al periódico AraGirona donde habló, entre muchas cosas, sobre la segunda temporada de “Pulseras Rojas” donde los protagonistas, después de dos años, ya están en plena adolescencia y donde Igor tiene que interpretar a un Jordi más complejo que tiene que afrontar nuevos problemas y que tiene que aprender a seguir adelante.

Dicen que entrar en el mundo de la televisión no es demasiado fácil. Tú entraste ahora hará dos años, cuando todavía eras un niño y lograste el éxito directamente con tu primer trabajo como actor. ¿Cómo empezó tu historia en “Pulseras Rojas”?

Pues todo empezó ahora hace unos tres o cuatro años. En aquellos momentos yo estaba en una agencia pero me quise cambiar a otra. Y fue justo cuando me acababa de cambiar a la agencia nueva que en nada me llamó Carolina, mi representante, y me dijo; “Mira Igor tienes un casting en tal lugar, a tal hora y en tal día” y yo fui. Una vez en el casting hice como unas cinco pruebas y en cada una de ellas hice una secuencia con un papel que ya llevaba estudiado. En ese mismo casting ya conocí a Àlex Monner, Pau Freixas y Albert Espinosa. Y bien, parece que les gusté y me cogieron.

Así que antes de entrar a “Pulseras Rojas” ya estabas apuntado a una agencia de actores porque te querías dedicar a este mundo?

Sí. Yo antes estaba en otra agencia que sólo me pasaba trabajos para hacer anuncios, algún cortometraje y poca cosa más. Pero yo quería hacer cosas más grandes y me cambié de agencia para estar en la que estoy ahora, que es la que me consiguió el casting de “Pulseras”.

Entras en la serie y consigues el papel de Jordi, el segundo líder del grupo, que sería el líder si el líder no estuviera. ¿Qué es el mejor de hacer un papel como el de Jordi?

Antes que nada, decir que aprendes mucho de cualquier papel que hagas. Con todos los papeles que interpretas siempre aprendes mucho. Pero claro con Jordi aprendes mucho a manejar las situaciones difíciles o que te incomodan. Puesto que Jordi está en una situación incómoda y, por lo tanto, yo personalmente haciendo de Jordi he aprendido a salir de todo tipo de situaciones incómodas que me puedan pasar, ¿sabes?

En esta segunda temporada, Jordi lo que no quiere es ver los “Pulseras”. Está apartado, ha hecho una nueva vida y no quiere saber nada de los “Pulseras”. Y de golpe se encuentra con la situación incómoda de tener que volver al hospital a hacerse unas pruebas. Entonces, además, allí se encuentra a Lleó, le pega…

Así que, en resumen, a la primera temporada aprendí a ser un buen chico, porque Jordi era muy buen chico, y en la segunda temporada he aprendido que se tiene que luchar, que se tiene que seguir adelante.

¿Y lo peor de hacer el papel de Jordi?

¿Lo peor? Bueno, hacerse el cojo durante toda la grabación de la serie (ríe). Es que tener que ir con la pierna recta todo el rato hace que al final te cojan rampas. También podría decir que las escenas más difíciles son duras y cuestan. Cuando hay alguna de estas no me gusta demasiado hacer de Jordi pero vaya, se tiene que hacer.

La primera temporada se empezó a emitir a principios del 2011, concretamente el 24 de enero del 2011 [en TV3]. Y al poco tiempo ya fue todo un éxito de audiencia. ¿Cómo fue? Cómo vivisteis un triunfo televisivo tan rotundo?

Pues no nos lo esperábamos. No nos esperábamos nada que tuviera tanto éxito. Yo grababa la primera temporada pensando “ay que bien estoy haciendo una serie y saldrá por Tv3” y ya está. Pero claro, cuando supimos que tenía tanto éxito y que había tantos seguidores no nos lo creíamos. Nosotros no nos pensábamos que esto llegaría hasta este nivel pero bueno, estamos aquí y estamos haciendo “Pulseras”.

Y tú, personalmente, ¿cómo viviste este éxito tan repentino y cómo lo vives ahora? ¿Ya te has acostumbrado?

El hecho de entrar en una serie… pues nada, entiendes que tienes que hacer una serie y adelante. Pero claro, el otro tema es que después esta serie tenga mucho éxito y que, de golpe, toda la gente me conozca por la calle, que me paren… Cuando empezó a pasar, eso era muy nuevo por mí. Al principio, claro, te gusta y te hace sentir bien, te sientes bien. Pero después ya… después de un tiempo… cuando te lo siguen haciendo… claro, llega un momento que cansa. Bien, no es que canse pero vaya, que ya no le encuentras la gracia.

Esta segunda temporada ya la tenéis grabada. ¿Cómo ha ido? ¿Qué diferencias ves entre la primera temporada de “Pulseras” y esta segunda temporada? Parece que es más dura, ¿no? 

Sí. La primera temporada era  un grupo de amigos que todavía no estaban en la adolescencia. Era más bien el momento antes de la adolescencia. Trataba de un grupo de amigos que se lo pasaban bien en el hospital y claro, aquello no era del todo la realidad. Lo era en parte pero no del todo.

Y lo qué tiene la segunda temporada es que es más realista. Y al serlo es más drama, da más pena. Esta segunda temporada es más sobre la etapa adolescente y es mucho más realista.

59561345

Pau Freixas, director de “Pulseras Rojas”, o Albert Espinosa, el creador de la serie, ¿os advirtieron sobre la dureza de esta segunda temporada que se está emitiendo en estos momentos por Tv3?

Pues sí, ya nos lo dijeron. De hecho, cuando grabábamos la primera temporada ya nos lo comentaban. Nos decían que la segunda temporada sería más dura y que los personajes tendrían mucho más misterio. Porque, claro, entre una temporada y otra han pasado dos años y la gente no sabe nada, ¿no? Y a medida que vas avanzando en la segunda temporada vas descubriendo cada vez más.

Y sí, nos avisaron y… bien, el resultado ha sido bueno yo creo.

¿Porque crees que la serie engancha tanto a los adolescentes?

Porque los adolescentes yo creo que se sienten identificados con los personajes que protagonizan la serie. Creo que el grupo de los “Pulseras” que está en el hospital podría ser un grupo cualquiera que está fuera del hospital, ¿no? Es decir, seis personas de un grupo donde cada cual tiene un carácter diferente dentro del mismo grupo, ¿no?

Así que sí, yo creo que las personas que son seguidoras de la serie lo son porque se sienten identificadas con los problemas y con las relaciones que tienen sus protagonistas.

¿La televisión necesita más programas como “Pulseras Rojas”, programas que hablen de los problemas cotidianos, de hacer frente a la realidad?

Creo que sí, no hace falta que sean programas sobre hospitales y cánceres y cosas por el estilo pero, a pesar de que ya hay alguna serie y alguna película, algo más iría bien. Alguna otra cosa de problemas cotidianos iría bien, sí.

¿A ti te gusta ver la televisión? ¿Cuáles son tus programas preferidos?

Bueno, sí… por la noche alguna vez si que la veo. Mis programas preferidos son Polònia y Crackòvia de Tv3. Me gustan mucho el humor. “Pulseras Rojas” también lo veo mucho y el fútbol… cuando puedo.

¿Podrías decir alguna producción que tengas en mente y que te gustaría hacer?

De televisión no lo sé pero sí que tengo claro que me encantaría hacer películas. Las películas a mí me fascinan. Veo muchas y claro… depende de cuál dices: “¡‘bua’, me habría gustado mucho hacerla!

¿Cómo qué?

Pues a ver… “Piratas del Caribe”, por ejemplo. Estarte cuatro meses en el Caribe… ¡como un rey! (ríe)

Pues para lograrlo tendrás que continuar tu carrera de actor, ¿no? ¿Cómo crees que continuará tu historia como intérprete? ¿Has pensado estudiar arte dramático? ¿Cómo te imaginas tu futuro?

Mi futuro… bueno… de momento sé que este verano iré a San Francisco a estudiar inglés y, si puede ser que interpretación también. Después, una vez esté aquí otra vez, espero hacer algún proyecto. Espero que al volver de América pueda hacer algo ‘chulo’. Una peli…