Pulseras Rojas

Lo que no te han contado del capítulo 4 de “Pulseras Rojas”


Nueva entrega del Blog de Albert Espinosa. En este capítulo, la espera es la protagonista. Todos los pulseras esperan algo…

Espero que os haya gustado el cuarto capítulo de la segunda temporada. Este episodio habla sobre todo de una de las cosas que más haces en el hospital… Esperar. En el hospital hay muchas esperas, que ya forman parte de tu adn y, muchas veces, después de ese tiempo esperando te acaban dando una noticia, que puede ser buena o mala…

Y en este capítulo todos los pulseras esperan…

Lleó espera… Espera por su padre hospitalario, por saber si se pondrá bueno, por si podrá seguir disfrutando de él. Espera en pasillos fríos y espera en su habitación. Y como siempre cuando esperas, quieres descubrir más de la persona a la que estás dedicando tiempo. Quieres saber más de sus objetos, de lo que era su vida…

Cuando esperas, siempre descubres muchas cosas. Pero sobre todo deseas que la persona que esperas que salga del quirófano esté curada. Esto también lo notamos en la familia de Rym, esperando que el pecho que le han de extirpar no suponga también que pierda la esperanza.

Jordi espera… Espera el resultado de los cuatro tacs, que pueden indicar dónde puede estar el posible tumor. Espera dentro del aparato de los tacs. Una espera complicada. El ruido que emiten estos aparatos, la soledad, pensar en miles de cosas, avanzarte al futuro y pensar qué tendrás y dónde. Y también espera la familia. Su madre espera, está con él sufriendo la misma espera. Es duro esperar un resultado…

Roc también espera… Espera que hayan servido de alguna cosa aquellos dos años en coma. En la vida, a veces hay que encontrarle sentido a la enfermedad. Y quizás el único sentido es ayudar a alguien que está como tú. La vida de Roc está perdida, le va mal en la escuela, nadie le cree y se siente solo. Soñar con aquella chica, conectar con ella, le da esperanzas e incluso se aferra al deseo de ella. A veces, esperar te lleva a soñar y creer…

Y Toni es el que más tiempo lleva esperando. Esperando a que la amistad vuelva, que nuevamente todos sean amigos y pulseras rojas. Es difícil de lograr, pero lucha contra el hecho de perder al grupo. Lucha contra un médico que no le cree y contra los propios miembros del grupo, que parece que ya no le tienen confianza y, también, contra la marcha de Roc… Pero no pierde la esperanza y aquel día quizás la espera será menos larga. Cris vuelve… Todos están otra vez, por un instante, en el mismo edificio… Y Toni lo huele…

Quizás las esperas están a punto de acabar. Quizás…

Mi escena favorita: Lleó y Benito… Uno le pide al otro que le cuide, que sea su tutor legal… Un chaval cuidando de un adulto que siempre le ha vigilado muy de cerca.

Mi frase preferida: “En el teatro hay una norma: solo actúas cuando hay el mismo número de espectadores que de actores.” Gran Benito actuando, gran Lleó esperando…

Nos vemos en el capítulo quinto. ¡Pulseras arriba!

Albert Espinosa
Creador de Pulseras Rojas

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!