Mejores frases » Frases del capítulo 1×01 – 1×02

Había una vez, un hospital que no tenía playa, ni campo de fútbol, ni patio de colegio, ni fiestas de cumpleaños… (Roc)

Aunque hacia dos años que estaba allí, no tenía amigos. Pero no perdía la esperanza. Todas las mañanas, cuando salía el sol, imaginaba, con todas mis fuerzas, que ingresaría un niño. Un niño que lo cambiaría todo. (Roc)

En aquel hospital, todo iba a otro ritmo. Costaba acostumbrarse a aquella vida. (Roc)

Tú te lo pierdes, está que te cagas. (Lleó)

Mi madre era como hippie. (Gavina)
No era como hippie, era hippie. (Lleó)

Me tienen que cortar la pierna. Tengo un tumor en la tibia. Me encantan estos silencios, nadie sabe qué decir ¿Verdad? (Jordi)

Este silencio no es nada comparable a cuando ven que te falta una pierna. (Lleó)

Mucha gente piensa que, cuando estás aquí, todo se detiene, pero yo creo que aquí puedes encontrar una buena razón para vivir. (Roc)

¿No se coge a un mentiroso antes que a un cojo? pues conmigo siempre está la duda. (Lleó)

No le hagáis caso a Lleó. Le encanta destacar. (Gavina)

Putos móviles, han acabado con las buenas mentiras. (Lleó)

Veo que mami manda… (Lleó)

En todos los grupos siempre hay seis tipos de personas: el líder, el guapo, el listo, el imprescindible, el segundo líder (que podría ser líder si no hubiera líder), y la chica (Benito)

A veces pienso que no soy el único que está en coma. Hay mucha gente en este hospital que no sabe cómo hablar, ni cómo querer. (Roc)

Pues a partir de ahora, doctor Josep, quiero que me llames “usuario” Lleó. 

Yo, a mi pierna, le hice una fiesta de despedida. Me lo dijo un médico y pensé: ¿Por qué no? Se lo merecía. (Lleó)

Y muy cerca de aquí, las vidas de todos giran como si nadie estuviera enfermo… (Roc)

Nunca sabes cuando te puedes poner enfermo (Roc)

Aunque seas el chico más cabrón del cole, da pena que te pongas malo. (Roc)

¿Quieres que llame a rehabilitación, cojo mentiroso? (Sonia)

Y lo tuyo ¿Duele? Estar tan delgada digo… (Lleó)

Ya me habían dicho que los cojos teníais mala leche. (Cristina)

Sonará más pretencioso, pero yo, yo era el guapo. (Benito)

Ignasi: Tiene que ser una mierda no tener pierna ¿no?
LLeó: Tiene que ser una mierda no tener cerebro.

En el hospital, los niños pueden estar calvos, delgados, tener los huesos reventados, el corazón fastidiado o llevar siempre pijama, pero no por eso dejamos de ser niños con ganas de divertirnos. (Roc)

Ese chico olía fútbol y me gustaba. Me encanta el fútbol. (Roc)

Hoy Jordi perderá una pierna, pero acaba de ganar dos amigos y eso aquí… es media vida. (Roc)

Se necesitan muchas manos para cortar una pierna. (Roc)

Cuántas veces un silencio tiene más fuerza que diez mil palabras… (Roc)

Mi madre tiene razón, yo sé todo lo que pasa en este hospital. Los problemas de los nuevos que llegan y los que, como yo, ya son veteranos.(Roc)

Tío ¿Por qué no? Yo siempre digo que aquí no me moriré de cáncer, sino de aburrimiento. (Lleó)

Te sientes como un secundario cuando, en realidad, eres el auténtico protagonista. (Roc)

A veces echo de menos jugar. Me gusta oír el sonido de los juegos, y no solo del que proviene del juego, sino del que proviene de la gente que juega. (Roc)

Me encantaría despertarme para decirte que no te sientas culpable y, menos, por lo de aquel día. No fue por tu culpa. (Roc)

No quiero ser el primer tío con quien va a probarse piernas ortopédicas. Ya se estrenará con otro en eso. (Lleó)

En esos limbos extraños, acabo conectando con ellos. De alguna manera, vienen a mí. (Roc)

¿Crees que puedes decidir quién es tu amigo y quién no? Eres un mierda, eso es lo que eres (Madre de Roc)

Me sentí bien, sabía que aquello era duro par a mi madre pero que le daría un año más de fuerza para luchar conmigo. (Roc)

Aquél día fue un día de pérdidas y de ganancias. Pérdidas de chicos que creían tener muchos amigos y quizá no tenían ninguno. (Roc)

Pérdidas de gente que no pueden tener la pierna de su sueños. (Roc)

 Y finalmente pérdidas tan recientes que todavía no encuentras la ganancia. (Roc)