Mejores frases » Frases del capítulo 1×11: “Grandes problemas y pequeños problemas”

Ignasi nos había dejado para siempre y sabíamos, perfectamente, que habría un antes y un después de la muerte del guapo de los pulseras. (Roc)

Aquella muerte tan cercana, nos había golpeado con tanta fuerza que, mientras nos despedíamos de Ignasi con una canción, mi cuerpo había decidido actuar después de dos años de silencio. (Roc)

Uno de los momentos más tristes de mi vida, se acababa de convertir, de golpe, en uno de los más felices. (Roc)

Este hospital está lleno de contradicciones. Hay enemigos que actúan como grandes amigos. Personas que se quieren, pero las quieren separar. Y otras que no se quieren lo suficiente pero, aún así, se juntan. (Roc)

Me sentía diferente desde el día que había cantado. Me sentía un poco estrella. Como si, de golpe,  fuera alguien diferente al chico en coma que todos conocían. (Roc)

La muerte de Ignasi nos había unido mucho más. (Roc)

Deseaba ser normal, normal en un hospital(Roc)

Deseaba volver a cantar. Cantar para que mi madre me oyera. Cantarle una canción a ella como cuando ella me cantaba tantas canciones de cuna cuando yo era pequeño. (Roc)

Mi abuelo decía que el mundo era un poco mejor cuando sonaba un villancico. Por eso mi madre me los cantaba de pequeño. (Roc)

¿Me darías un riñón? (Bruno) + Claro, tengo tres ¿no? (Toni)

También notaba y sentía mi miedo. Mi propio miedo. (Roc)

Notaba el dolor en la cabeza, notaba el beso de mi madre, notaba el apoyo de los otros pulseras. Lo notaba todo. (Roc)

Encima a Roc le va a explotar la cabeza. (Lleó)

¿Y me cuentas primero lo del beso y luego lo de tu amigo en coma? (Roger)

Yo creo que hoy nadie está del todo bien. (Toni)

¿Sabes qué es lo mejor? Que aunque yo lo olvide, tú siempre te acordarás. Y eso me hace muy feliz. (Benito)

Yo, a veces, también pienso que me estoy perdiendo muchas cosas de fuera, y tú me las devuelves. (Benito)

Otros pulseras se dieron cuenta de lo complicada sería la vida cuando salieran del hospital. (Roc)

El dolor, a veces, no proviene del corazón sino de las personas que tienes a tu lado. (Roc)