Pulseras Rojas

Mejores momentos: Jordi ayuda a Lleó a llevar mejor la quimio


A nadie le gusta la quimioterapia, pero mucho menos a Lleó, ya que lleva más de 10 sesiones. El tumor ha aumentado de tamaño y tiene que volver al tratamiento, ya que podría morir si no lo hace. Los pulseras se comprometen a acompañarlo y a no dejarlo solo en ningún momento. Le tocaba a Cristina, pero vió a Lleó vomitar y no pudo aguantarlo y tuvo que irse. Jordi llegó para sustituirla. Para no ver a su amigo sufrir y hacerle más  llevadera la sesión, le cuenta que, cuando él hacía el tratamiento, jugaba con su madre a pensar sitios  en donde les gustaría estar. Lleó piensa que está en la playa con todos los pulseras…

Cristina con Lleó en la quimio