Pulseras Rojas

Segunda temporada: La nueva vida de los pulseras [SPOILER]


Jordi (Igor Szpakowski), Cristina (Joana Vilapuig) y Lleò (Àlex Monner) ya no son esos niños asustados y revoltosos que recorrían como locos los pasillos del hospital. Después de dos años, son adolescentes que han madurado y que se enfrentan a la enfermedad y a sus conflictos personales de distinta forma. Así arrancan los nuevos capítulos de “Pulseras rojas”, la serie que emite Antena 3 y cuya segunda temporada llegará a TV3 en enero de 2013.

LOS CONFLICTOS DE LA EDAD

La grabación se realiza en una antigua mutua médica de Cabrils, Barcelona, y son muchas las incógnitas a las que se enfrentan los protagonistas. “Será mucho más adulta –adelanta su director, Pau Freixas–; los chavales tratarán de dar respuesta a sus miedos internos y a las dificultades de comunicación con sus familiares y amigos”. El mejor ejemplo será Lleò. “En el centro, mi personaje se sentía el amo, porque era un territorio que conocía, pero fuera se le presenta un panorama bastante distinto…”, dice Àlex. Y Joana revela que el triángulo amoroso con Cristina y Jordi irá desvaneciéndose: “Quedará desdibujado porque cada uno seguirá su propio camino”.

UNA MUERTE INESPERADA

El resto de la pandilla también experimentará algunos cambios. “Roc [Nil Cardoner] ganará más peso en las tramas tras despertar del coma”. Su gran reto será aprender a volver a relacionarse con los demás. Marc Balaguer, por su parte, afirma que Toni, permanecerá tan inmaduro como antes.
Y la gran sorpresa será Ignasi (Mikel Iglesias), quien, tras fallecer, “reaparecerá de manera inesperada…”. Álex, a la que da vida Mireia Vilapuig, la hermana de Joana, se une definitivamente al grupo. Además, se incorporarán ocho de los 30.000 niños que se presentaron al casting.

NUEVOS ROSTROS Y ESCENARIOS

En cuanto a los escenarios, “los chicos pasarán un 75 por ciento de su tiempo dentro del hospital y un 25 por ciento fuera”, explica el guionista Albert Espinosa. El patio del colegio, por ejemplo, será un lugar recurrente. Lo que sí mantendrá ‘Pulseras rojas’ es su carácter vitalista y emotivo. “Con esta ficción quiero hacer épica emocional. Por esa razón, la música juega un papel tan relevante”, añade.

CINCO TEMPORADAS

Mientras Steven Spielberg continúa dando forma a la adaptación estadounidense, Pau y Albert trabajan sin descanso en los guiones futuros: “Nuestra idea es grabar una nueva entrega cada dos años hasta llegar a las cinco”.
Los actores, ídolos en Cataluña, son conscientes de su responsabilidad social. “Al margen del fenómeno mediático, lo importante es que servimos de aliento a personas que sufren las mismas dolencias que nosotros reflejamos. Nos cuentan sus vivencias y nos piden palabras de ánimo”, comentan. “Con esta serie quise que los niños de hospital tuviesen héroes”, concluye Espinosa.

SIN VACACIONES

Los protagonistas de ‘Pulseras rojas’ permanecerán grabando hasta el 30 de septiembre, pero no les importa. “Nos hemos quedado sin vacaciones, pero esto es como un campamento”, dicen Joana y Mireia Vilapuig, de 17 y 15 años. A pesar de que el ritmo de trabajo es bastante intenso, siempre bajo supervisión de Albert Espinosa, también hay momentos para
las risas. Marcel Borrás (Roger) y Àlex Monner (Lleò) se pican durante la grabación de una escena en silla de ruedas. “Somos una gran familia”, afirma Marc Balaguer.

Fuente