Pulseras Rojas

¿Te perdiste el capítulo de Pulseras Rojas (1×06)? Nosotros te lo resumimos


Es domingo en el hospital y, los “pulseras” más afortunados (Ignasi, Lleó  y Toni), van a pasar el día al “sol”.  Sin embargo, no son los único que quieren jugar en ese lugar. Allí se encuentran con “los mayores” y Lleó conoce al que se acabará convirtiendo en su gran enemigo, Roger.

 

Ambos grupos se retan, en un partido de baloncesto, por ser los dueños del sol. Los pulseras necesitan ayuda para prepararse y optan por pedírsela al señor Benito, al que le acaban de diagnosticar Alzheimer. Para Benito, este diagnóstico, ha sido un duro golpe y está tan abatido que no quiere colaborar con los chicos. Su compañero de habitación, Nuno, lo hace reflexionar; y Benito accede a entrenar a los “Pulseras”

A pesar del poco tiempo del que dispone para entrenar a los chicos, éstos, se alzan con la victoria.

Mientras, dentro del hospital, Cristina, Jordi y Roc, continúan su vida como un día cualquiera. Cristina sigue con su lucha con la comida y conoce a su nueva compañera de habitación, Olga. Las dos chicas no parecen congeniar demasiado bien. Olga también tiene un trastorno alimenticio, es obesa y eso parece no gustarle a Cris, pero poco a poco se entablará una amistad.

Roc continúa “durmiendo” y Jordi acaba por descubrir, gracias a Lourdes, que tiene un pequeño don que no esperaba. Lourdes lo convence para pintar un cuadro. Mientras Jordi pinta a Roc, mantiene una conversación con Lourdes en la que ésta le confiesa que, a pesar de que a ella le encanta pintar, a el padre de Ignasi no le gusta que lo haga…

Jordi parece disfrutar con esta actividad y acaba por pintar otro cuadro que regalará a Cristina. Este gesto y la conversación que mantiene con Cristina al entregárselo, ayudará a la chica a enfrentarse a su enfermedad. Ambos van al momento más decisivo para Cristina, el momento de pesarse. Por esta vez, todo ha ido bien. Cris ha ganado peso…