Pulseras Rojas

Y así comienza el nuevo capítulo de Pulseras Rojas…


En el hospital, cualquier día, puede ser un mal día. Pero si eres un pulsera roja, siempre tienes una mano amiga que te ayude a tirar hacia delante…

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!